coches eléctricos en invierno

Los coches eléctricos en invierno

El uso de coches eléctricos en invierno, mitos y verdades:

Con la llegada del frío, medio España en alertas por nevadas y lluvias, son frecuentes las dudas del uso de coches eléctricos en invierno con clima frío.

Si bien es cierto que los coches eléctricos pueden ver reducida su autonomía con el frío, y por eso han sido muy criticados por algunos usuarios, también es cierto que hay numerosas bondades y puntos a favor del uso de coches eléctricos en invierno.

Una de los principales puntos a favor es la entrega de calor instantáneo, ya que no precisan de “calentarse” como los coches con motores térmicos.

Además, pueden empezar a circular con cualquier temperatura, muchos coches de motores de combustión tienen problemas a la hora de arrancar con bajas temperaturas.

También, se pueden preacondicionar antes de su uso la temperatura del habitáculo y de la batería con la APP del smartphone. Algo muy útil en los meses frío de invierno, si además, lo hacemos mientras se encuentran enchufados al cargador de coches eléctricos durante su carga, no afectará al nivel de batería.

Mayor tracción de los coches eléctricos en invierno:

Gracias a su par instantáneo y al tener un punto de gravedad más bajo por la colocación de las baterías, los coches eléctricos ofrecen una mayor tracción en superficies heladas o con nieve.

Menos averías:

Gracias a su simpleza mecánica, los coches eléctricos apenas sufren averías, al contrario de los motores de combustión. Por este motivo, se ha incrementado notablemente su uso en los países nórdicos como Noruega que es uno de los principales países donde más se han incrementado las ventas.

Menor autonomía pero mayor baterías:

Si bien es cierto, que la autonomía de los coches eléctricos con el frío se ve afectada y disminuye, también hay que tener en cuenta que cada vez se montan baterías de mayor capacidad por lo que para su uso día a día cumplen con creces las necesidades.

Además, cada día se investiga para mejorar y hacer más eficientes las baterías, estando en continuo desarrollo, favoreciendo aún más el uso de coches eléctricos en invierno.

coches eléctricos en invierno

Falsos Mitos del uso de coches eléctricos en invierno

Mito nº 1  Los coches pierden la mitad de su autonomía:

Como hemos comentado anteriormente, sí pueden perder algo de autonomía pero no el 50% como sucedía al principio con los primeros modelos, las baterías se han optimizado y su perdida no es tan significativa.

Mito nº 2 No se debe usar la calefacción:

“Los coches convencionales usan el calor desperdiciado para calentar el interior, mientras que con los eléctricos la calefacción debe generarse de manera específica”, explica Wieland Brúch, experto en movilidad eléctrica de BMW.

La solución pasa por precalentar el vehículo antes de su uso, mientras están conectados al cargador de coches eléctricos.

Mito nº 3 El tiempo de carga es mucho mayor

“Los coches eléctricos modernos pueden cargar sin problemas ni retrasos con temperaturas de hasta -10/-15 °C”, afirma el experto alemán.

Según Brúch, el frío solo afecta en las estaciones de carga rápida, pues la batería debe estar a cierta temperatura para cargarse eficazmente. “Pero tan pronto el coche se enchufa, la batería se aclimata”, asegura.

Una solución inteligente es conectar el coche al cargador de coches eléctricos tras haberlo conducido ya que se encuentra a la temperatura óptima.

Mito nº 4 Menor efectividad de lo frenos

Falso, los vehículos eléctricos usan freno regenerativo para cargar las baterías, por lo tanto no es que los frenos pierdan efectividad, si no que quizá no se regenere la misma cantidad de energía al soltar el acelerador o frenar.

 

 

grafeno cargar coches eléctricos
Cargar coches eléctricos en movimiento con carreteras de asfalto con grafeno
ANTERIOR NOTICIA
conducir vehículos eléctricos
Consejos para conducir vehículos eléctricos
SIGUIENTE NOTICIA