cargadores coches eléctricos garaje comunitario

Instalar punto de recarga coche eléctrico en garaje comunitario

Dudas y detalles de instalación de cargadores de coches eléctricos en garaje comunitario

La principal duda que surge al comprar un coche eléctrico es dónde cargarlo en el día a día si vivimos en un domicilio con garaje comunitario y la pregunta más recurrente que nos hacen es ¿Se puede negar la comunidad a que instale un cargador de coches eléctricos en mi plaza de garaje comunitario? La respuesta es muy simple NO SE PUEDEN NEGAR, la ley se ha adaptado a la nuevas normativas y bajo ningún concepto una comunidad de vecinos puede negarse a instalar puntos de recarga de coches eléctricos.

Una vez aclarado este punto vamos a los detalles de la instalación a realizar ya que hay varias posibilidades de instalación dependiendo si la plaza de garaje está en el mismo edificio que nuestro domicilio o es un parking independiente en otra ubicación.

Para que podamos cargar nuestro coche eléctrico en un garaje comunitario, es necesario instalar un punto de recarga donde elegiremos el que mejor se adapte a nuestras necesidades, desde EMOVE365 te asesoraremos en todo momento.

Al instalar un cargador de coche eléctrico en nuestra plaza de garaje, nos aseguraremos que la batería esté cargada al 100% para su uso al día siguiente por lo que lo ideal es instalar punto de recarga vinculado en nuestra plaza de garaje para evitar que se dañen las baterías del coche si se descargasen completamente.

Según la normativa vigente en la Comunidad de Madrid hay 4 tipo de instalación:

Instalar un punto de carga desde el contador de la vivienda.

Este tipo de instalación es la más frecuente y elegida por nuestros clientes si el garaje está en el mismo edificio donde vive el propietario.

Nuestros instaladores autorizados de EMOVE365 harán una derivación desde el contador de la vivienda a la plaza de garaje, con este tipo de instalación todos los consumos eléctricos se verán resumidos en la misma factura. Tan solo será necesario informar al presidente de la comunidad de la instalación (como hemos dicho anteriormente no es necesaria su aprobación).

Instalar un punto de carga desde el contador del garaje comunitario.

Esta instalación está pensada para usuarios del coche eléctrico que no residen en el mismo edificio en el que tienen la plaza de aparcamiento. Esta es otra de las posibilidades de instalación que contempla la normativa, en este caso SÍ hay que pedir permiso a la comunidad.

En este caso nuestros técnicos instalarán un pequeño contador de kw MID, para saber el consumo y pagar a final de mes los gastos correspondientes a tu punto de recarga.

También puedes instalar un punto de carga con monitorización de todos los consumos, donde cada usuario se hará cargo de su consumo correspondiente. Esta solución es perfecta cuando no hay potencia suficiente contratada, ya que se puede realizar el balanceo de carga para optimizar las cargas.

Instalar un punto de carga con alta de nuevo suministro.

Es otra de las opciones que contempla la normativa, en este caso también es necesario pedir permiso a la comunidad.

Está opción está destinada a los usuarios del coche eléctrico que no vivan en el mismo edificio en el que tienen la plaza de aparcamiento o quieran separar los consumos de la carga de coche eléctrico del consumo de la vivienda.

Al tener un contador propio, la empresa suministradora emitirá una factura adicional para este contador al finalizar el mes.

Es una opción muy recomendable para profesionales como taxistas o transportistas que destinen su vehículo eléctrico para el ejercicio de su actividad, tal y como contempla la normativa, estos gastos serían deducibles como gastos para el desarrollo de la actividad económica.

Instalar un punto de carga compartido con alta de un nuevo suministro y destinar ese contador única y exclusivamente al vehículo eléctrico.

La opción de compartir con otros usuarios de coches eléctricos el punto de carga, es la opción más económica ya que el término fijo de potencia de la factura se dividirá entre los usuarios de coches eléctricos que lo utilicen y cada usuario paga su consumo.

Sobre el papel es muy buena idea aunque, aunque muy pocos vecinos quieren hacerse cargo del coste inicial de la instalación.

En este caso los cargadores con monitorizacion de carga son perfectos ya que permite llevar el control de los consumos de cada usuario y cada uno pagará su parte correspondiente.

Otra de las ventajas es que se puede realizar un balanceo de carga si no hay potencia suficiente disponible y así optimizar las cargas.

Ayudas
Ayudas instalación infraestructuras de recarga vehículos eléctricos de la Comunidad de Madrid (2019)
ENTRADA ANTERIOR
grafeno cargar coches eléctricos
Cargar coches eléctricos en movimiento con carreteras de asfalto con grafeno
ENTRADA POSTERIOR